Image Blog

En ocasiones la vida te da un sinfín de posibilidades entre las cuales elegir, y al ver la nueva gama de opciones después de haber padecido por un tiempo la inactividad puedes sentirte confundido e incluso abrumado ante este panorama.  

Tal vez puedas sentir que debes tomarlas todas… sintiendo incluso la necesidad decirle si a todo, pues si la vida te está dando esas oportunidades; podrías preguntarte, ¿Cómo rechazarlas? ¿Y qué pasa si realmente las tomas al tiempo? Por un lado pueden ser una gran fuente de aprendizaje y puede ser el movimiento que necesitas para activarte, o por el contrario puede ser la fuente de un desgaste físico, mental y emocional.

El movimiento en la vida siempre es necesario, es importante sentirnos activos, mantener ocupada nuestra mente en pro de cosas que nos generen bienestar, apertura y satisfacción, pues dicen por ahí que una mente enfocada y ocupada, es una mente que divaga menos y por lo tanto puede ser más productiva… pero ¿qué pasa cuando tanto movimiento está siendo fuente de angustia? Aparece el cansancio, la fatiga, la dispersión apareciendo así fugas energéticas, lo cual  nos lleva a ser menos eficaces y productivos en nuestras tareas de la cotidianidad, pues hay más preocupación que disfrute y satisfacción.

En este momento, cuando te sientes saturado de cosas cabe preguntarse, ¿Qué buscas con tanto movimiento? Tal vez el estar ocupado todo el tiempo puede ser un indicio o una excusa que te lleva evadirte a ti mismo, pues mientras más haces, menos tiempo tienes para ti, para conectarte con tu ser, para escucharte en el silencio y aprender de ti…

Qué puedes hacer entonces cuando te encuentres en esta situación… Bueno, lo primero es hacer una lista de tus prioridades, escribe todo aquello que es verdaderamente importante para ti y a lo que quieres dedicarle tiempo; evalúa qué de lo que haces se ha convertido en una carga o en una fuente de preocupación y date el permiso de soltarlo, o de cerrar el ciclo; elige lo que realmente te hace feliz, enfócate en ello, dedícale el tiempo y la energía para seguirlo cultivando.

A veces tener tantas opciones entre las cuales elegir no es nada fácil, pero tal vez es una invitación de la vida, para que  te sintonices con lo que realmente quieres, con aquello que disfrutas, con lo que te hace feliz y que te genera tranquilidad y sobre todo que te permite conectarte contigo mismo.

Recuerda entonces que cuando aprendemos a escucharnos en el silencio podemos tomar la mejor decisión, esa que nos conecta con nuestro propósito de vida y que nos permite equilibrar las distintas áreas de nuestras vida, aprendiendo así a disfrutar de ellas plenamente; ese es el verdadero sentido de la vida, pues el éxito no está en la cantidad de cosas que hacemos sino en la calidad de lo que hacemos.

 

En Visión Integral te acompañamos a enfocar tu energía para que logres un equilibrio en las diferentes áreas de tu vida

 

Laura Coy Molina

Psicóloga Integral

 

Comunícate

3222105 – 3012205434

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..