Transtorno oposicionista desafiante

El trastorno oposicionista desafiante (TOD) es una de las alteraciones más frecuentes en niños y adolescentes con Trastorno de Déficit de atención e hiperactividad. El diagnóstico suele realizarse en la edad escolar durante la primaria, aunque al recabar la información de la historia resulta posible verificar la presencia de algunas manifestaciones en la edad pre-escolar. Se caracteriza por un patrón recurrente e inapropiado, para el nivel de desarrollo y contexto socio-cultural, de conductas negativistas, desafiantes, desobedientes y comportamiento hostil hacia las figuras de autoridad.

Este patrón conductual afecta de manera importante a nuestros hijos en la vida social, académica y la función ocupacional, conduce a importante alteración en la relación con los padres, hermanos, otros miembros de la familia, compañeros, profesores, etc.

Supera el trastorno oposicionista desafiante utilizando neurotecnologías psicología y un acompañamiento integral

Pide tu cita aquí

¿Cuáles son las causas?

  • No existe una causa específica que pueda explicar el trastorno oposicionista desafiante. No obstante, aseguramos que el factor psicosocial desempeña un papel fundamental. Se ha podido apreciar que algunos factores, como una educación coercitiva o violenta, la inmadurez o la falta de experiencia en la crianza de un hijo, pueden estimular las conductas desafiantes.
  • Asimismo, la inexistencia de lazos afectivos, el abandono durante los primeros años de vida, los conflictos maritales y la depresión materna, también pueden propiciar la aparición del trastorno o agudizar sus síntomas.
  • También se ha encontrado que los factores genéticos tienen un peso importante ante en el desarrollo de esta alteración. De hecho, se conoce que los hijos de padres con antecedentes de trastorno oposicionista desafiante infantil o de trastorno disocial, tienen una mayor vulnerabilidad genética a desarrollar conductas hostiles.

¿Cómo puede afectar a tu hijo?

  • Rabietas y/o discusiones frecuentes con los adultos.
  • Mala tolerancia a las órdenes, es común que se nieguen abiertamente a cumplirlas y que desafíen a los adultos.
  • Actitud desafiante y deliberada, que molesta a los demás y que no tiene una causa aparente o está causada por motivos insignificantes.
  • Incapacidad para aceptar las consecuencias de sus propios actos, con tendencia a culpar a los demás.
  • Episodios ocasionales de violencia física, con o sin intención.
  •  Deterioro significativo en los resultados académicos y en las relaciones sociales.

¿Qué tratamientos existen?

Hoy en día la medicación es el principal tratamiento existente, sin embargo muchos niños son medicados indiscriminadamente asumiendo los riesgos y efectos secundarios de la medicación.

La Neurociencia ha desarrollado una serie de tecnologías para entrenar el cerebro y regular la actividad eléctrica, la unión de estas tecnologías con un proceso terapéutico permite la superación de los síntomas de forma definitiva y demostrada en un proceso de 3 meses.

¿Por qué es importante un diagnóstico antes de iniciar un tratamiento?

Un tratamiento efectivo debe tener en cuenta los aspectos biológicos, psicológicos, interpersonales y ambientales. Esto permite formular un plan acorde a tus necesidades que verdaderamente te ayude a mejorar y evitar factores de riesgos.

Los estudios científicos demuestran que una intervención efectiva trabaja las capacidades del paciente y sensibiliza su entorno y su familia para evitar reaparición de los síntomas.

Si deseas conocer a profundidad cada uno de estos cuadros, su prevalencia en la población y más, te invitamos a abrir los siguientes enlaces, donde encontrarás información de tu interés:

Videos relacionados

Transtorno oposicionista desafiante.

Transtorno Negativista Desafiante y TDAH

Envíanos tus datos para recibir ayuda.
Nombre*
Apellidos*
Móvil*
Correo electrónico*
Ciudad
Sintoma o necesidad